Deshabituación Tabaquica. ¿Cuales son tus opciones?

El consumo prolongado de nicotina crea dependencia física y psíquica, y cuando la persona decide dejar de fumar se manifiesta a través de determinados síntomas provocados por el síndrome de abstinencia.

Al reducir el número de cigarrillos o eliminarlos por completo, los síntomas suelen ser: mareos, depresión, frustración e irritabilidad, dificultad para conciliar el sueño y pesadillas, falta de concentración, desasosiego y disforia, dolor de cabeza, fatiga, aumento del apetito y de peso, estreñimiento, gases, presión en el pecho, tos seca, dolor de garganta y goteo nasal y ralentización del ritmo cardiaco

Los síntomas físicos suelen desaparecer en las tres semanas siguientes después de haber dejado el tabaco.

Respecto a los síntomas psicológicos, es necesario plantearse un cambio de hábitos que ayuden al cerebro a eliminar la dependencia de coger un cigarrillo y fumar. De hecho, es recomendable sumarle una ayuda personalizada para sacarle el mayor rendimiento al tratamiento, como la terapia conductual.

Para acostumbrar al organismo a volver a prescindir de la nicotina existen distintos tratamientos. Uno de ellos, el tratamiento farmacológico, sirve para disminuir los síntomas de la abstinencia.

Esta es una lista de las diferentes terapias que se pueden utilizar.

Sustitutivos de Nicotina

Reemplaza la nicotina que se obtiene del tabaco para reducir los síntomas de abstinencia. Estos sustitutivos se pueden encontrar en forma de parche, chicle, spray, inhalador o comprimidos sublinguales. La mejora del abandono del hábito será de 1,5 y 2 veces superiore al consejo habitual.

Debeis conocer que no está indicada en pacientes fumadores de menos de 10 cigarrillos al día y mucha precaución en pacientes que han sufrido un infarto agudo de miocardio o arritmias graves o angina inestable.

Parches de nicotina

La nicotina se va absorbiendo a través de la piel y hace que las concentraciones de nicotina sean constantes en el tiempo por lo que la necesidad de fumar será menor.

Los parches presentan pocos efectos secundarios. Los más frecuentes causados por la irritación de la piel. De fácil solución, ya que con la rotación de la zona de colocación será suficiente.

Se recomiendan de 8 a 12 semanas de tratamiento, ya que a partir de la 8 semana no aportan beneficios

Importante, usarlo solo en pacientes que fuman más de 15 cigarrillos al día.

Chicles de nicotina

La absorción se produce en la boca y es muy rápida. Los chicles de 4 mg están indicados en pacientes fumadores de más de 20 cigarrillos al día. En caso de consumir menos cigarrillos habría que elegir los de 2mg. Esta presentación es muy efectiva para aliviar la necesidad momentánea de fumar. Se puede comenzar con 10 a 15 chicles al día para ir reduciendo poco a poco. Idóneo para momentos puntuales o en caso de baja adicción.

Existen también spray nasales, comprimidos e inhaladores. Estas presentaciones son parecidas a los chicles. La absorción es muy rápida por lo que son muy efectivos para tratar la urgencia de fumar.

En esta grafica podemos observar como el chicle aumenta la concentración de nicotina en sangre rápidamente para luego descender también rápidamente. En el caso de los parches necesita un tiempo hasta alcanzar su dosis efectiva, pero una vez que lo alcanza los mantendrá en el tiempo. Por lo que un tratamiento conjunto de parches y chicles sería un tratamiento muy efectivo, ya que tendríamos una concentración mínima necesaria en sangre constantemente, y usaríamos los chicles para cuando hubiera una urgencia mayor de fumar.

Este es un resúmen de todas las diferenrtes presentaciones de nicotina:

DOSIS INDICACIÓN ABSORCIÓN REACCIÓN ADVERSA
PARCHES 7,14 o 21 mg/h

>15 cigarrillos 21mg/h

Alta dependencia prolongada Náuseas, vómitos, insomnio, pesadillas
CHICLES 2 y 4 mg

>15 cigarrillos 4 mg

Baja dependencia

Momentos de urgencia

rápida Dolor de articulación mandibular, hipo, eructos
SPRAY 0.5 mg Baja dependencia

Momentos de urgencia

rápida Irritación de la faringe, tos, sinusitis y náuseas
COMPRIMIDOS 2 y 4 mg

>15 cigarrillos 4 mg

Baja dependencia

Momentos de urgencia

rápida Dolor de cabeza, náuseas, pirosis

 

Vareniclina (Champix)

En cuanto al champix, solo se puede adquirir bajo receta medica y su uso se recomienda solo en personas con alto nivel de adicción. En este caso no podríamos utilizar ningún sustitutivo de la nicotina al mismo tiempo.

Este medicamento actúa en el cerebro en la zona del placer concretamente, y hace que el hábito de fumar no genere ningún estímulo positivo. El fumador experimentará menos placer al fumar por lo que la sensación de necesidad disminuye.

El tratamiento tiene una duración de 12 semanas, pero podría retomarlo si el médico lo considerara necesario.

¿Como tomarlo?

El tartamiento con champix se iniciará 7 o 10 días antes de dejar de fumar. Los primeros 3 días tomaremos 0,5 mg por la mañana. A partir del 4º día 0,5 cada 12 hs. A partir de la segunda semana, 1 mg cada 12 hs hasta completar 12 semanas.

Podría asociarse a un número aumentado de eventos cardiovasculares en personas con patología cardiovascular estable. Está en revisión si este riesgo incluye a personas sin este antecedente. Es por ello que necesitará previa revisión del medico.